EL PROYECTO ANTITERRORISTA DE MERKEL CONTEMPLA PROHIBIR EL BURKA.

Tal y como adelantó la canciller, Angela Merkel, tras los atentados yihadistas de Wurzburgo y Ansbach perpetrados por peticionarios de asilo, el ministro de Interior, Thomas de Maizière, presentará el jueves una serie de medidas antiterroristas que ha filtrado el diario Bild. El catálogo incluye, entre otras medidas: la introducción de «amenaza de seguridad pública» como motivo de detención y expulsión, acelera las deportaciones en caso de potenciales terroristas de origen extranjero e inmigrantes pendientes de expulsión, y exige levantar el secreto de los historiales clínicos, lo que ha sido duramente criticado por el Colegio de Médicos. De Maizière espera que estas medidas entren en vigor antes de las elecciones federales de otoño de 2017. Otro de los aspectos que contempla el plan es la prohibición del burka en las calles alemanas.
wurzburg-k9oE--620x349
Captura del vídeo de Daesh en el que Mohamed Riad, autor del ataque de Wurzburg, amenaza con matar.
El borrador, que ha suscitado las críticas de quienes acusan al Ejecutivo de electoralismo, incluye medidas como la eliminación de la doble ciudadanía para aumentar la «lealtad» al país, el aumento de presencia policial en hasta 15 mil agentes más de aquí a 2020, la creación de un centro de delitos cibernéticos, la expulsión de predicadores extranjeros que inciten al odio, el aumento de videovigilancia en lugares públicos o la prohibición de financiación de mezquitas por organizaciones extremistas. El secreto médico «ayuda a la protección de los pacientes y está protegido como un derecho fundamental en la Constitución» ha criticado el presidente del Colegio Médico, Frank Ulrich Montgomery. Por su parte, los socialdemócratas del SPD, coaligados con los conservadores en el Gobierno de Merkel, han criticado la intención de eliminar la doble nacionalidad: «Quien ponga ahora bajo sospecha a quienes están en posesión de dos pasaportes, está en un grave error» ha advertido el socialdemócrata Thomas Oppermann, que, al contrario que el Gobierno, cree que lo que se conseguirá es «socavar la lealtad de estas personas al Estado alemán».
 Críticas socialdemócratas.
El pasado miércoles se realizaran registros sin detenidos en cinco ciudades de Renania del Norte-Wesfalia (NRW) y de Baja Sajonia contra sospechosos de «apoyar, hacer propaganda, reclutar y radicalizar» a jóvenes para combatir en Siria en las filas de Estado Islámico. La Policía detuvo también a un refugiado presuntamente vinculado al terrorismo islámico en el mismo centro de acogida donde residió un peticionario de asilo que fue arrestado el pasado viernes bajo sospecha de pertenecer a grupo terrorista. Las autoridades aclararon que las detenciones se llevaron a cabo para aclarar algunos indicios sospechosos y no porque se tuviera la certeza de que los detenidos estuvieran planeando atentados en territorio alemán. FUENTE: DIARIO ABC. REINO DE ESPAÑA.